Perímetro de acceso a Madrid capital- preguntas y respuestas

En julio se colocó la señalización horizontal junto a la línea roja que fija los 10 kilómetros que componen el perímetro del área restringida y 57 pictogramas para las calles de acceso. El Ayuntamiento de la capital dice que la señalización vertical ya está en marcha para informar a los conductores. En septiembre se prevé la aprobación en pleno de la ordenanza de movilidad sostenible. Más adelante los criterios definitivos para poder acceder que abarcan la mayor parte del distrito.

Estas cuestiones son las que más dudas suscitan a los ciudadanos:

¿Quién podrá acceder a Madrid Central?

Los vehículos de los residentes podrán entrar a toda el área, pero solo podrán aparcar en la calle en su barrio, ya que todas las plazas en la zona son verdes. Así, un vecino de Embajadores podrá transitar con su coche por la Gran Vía, pero para estacionar tendrá que hacerlo en el barrio de Embajadores (si lo hace en otros barrios del centro, el tiempo máximo es de dos horas).

Además, podrán acceder a la zona coches de no residentes con etiqueta ambiental CERO y ECO; los que tengan etiquetas B o C solo podrán entrar para aparcar en un garaje privado o aparcamiento público. No podrán entrar los que no tengan etiqueta ambiental (los más antiguos). También podrán acceder los vehículos de personas con movilidad reducida, ambulancias y servicios públicos, taxis y VTC, además de profesionales que trabajen en el centro. Todas las motos con etiqueta ambiental podrán acceder, aunque las de etiqueta B y C, con horario restringido: solo de 7.00 a 22.00. Además, los vehículos eléctricos, tanto particulares como de alquiler (Car2go, Emov, Ecooltra, etcétera) tienen permitido el acceso y el aparcamiento.

¿De cuánto serán las multas?

El Ayuntamiento desgranó ayer cómo serán las sanciones para quienes incumplan la norma: infracciones leves, que supondrán una multa de 90 euros (45 euros si se pagan en el plazo de 20 días naturales), cuantía que ya se aplica en otras zonas de prioridad residencial. Antes habrá dos meses de campaña informativa —sin sanciones— en los que se informará a los conductores de que han infringido la norma. Si los plazos se cumplen, las primeras multas por atravesar San Bernardo o Gran Vía sin permiso podrían llegar en febrero de 2019.

Si vivo en el centro, ¿da igual que mi coche sea viejo?

Los empadronados en el distrito de Centro también tendrán limitaciones por distintivo ambiental: a partir de 2025, los coches de residentes sin etiqueta de la DGT no tendrán permitido el acceso.

¿Qué etiqueta tiene mi coche?

Sin etiqueta: coches de gasolina matriculados antes de 2000 y diésel anteriores a 2006. Etiqueta B: coches de gasolina de entre 2000 y 2006 y diésel de 2006 a 2013. Etiqueta C: de gasolina posteriores a 2006 y de gasóleo posteriores a 2014. Eco: los híbridos en general. Cero: los eléctricos o los híbridos con una autonomía de más de 40 kilómetros. Aquí se pueden consultar todas las etiquetas de la DGT y cómo obtener más información.

¿Puedo invitar a vehículos?

Los residentes podrán solicitar 20 invitaciones al mes para vehículos, que podrán acceder a Madrid Central para estacionar en la calle durante dos horas como máximo (o en un garaje, sin límite). A partir de 2020, no podrá acceder ningún vehículo sin distintivo ambiental. Las invitaciones se solicitan a través de la web municipal (www.madrid.es).

Tengo una plaza de garaje en el centro, ¿puedo seguir usándola?

Cualquier titular de plaza de garaje particular ubicada en Madrid Central tendrá permiso de acceso con un vehículo, independientemente de la titularidad y etiqueta ambiental del vehículo.

¿Podré estacionar en los aparcamientos públicos?

Sí, siempre que el vehículo tenga etiqueta ambiental de la DGT. Según datos del gobierno municipal, en esta parte de la capital existen 5.946 plazas disponibles en estacionamientos subterráneos, tanto de titularidad pública como privada.

Si no puedo ir en coche, ¿cómo voy al centro?

Hay numerosas opciones de transporte público: decenas de líneas de autobuses de la EMT, taxis, VTC (como Uber y Cabify), seis líneas de metro y varias de cercanías (con paradas en Sol, Atocha, Embajadores y Recoletos). También se puede acceder sin restricciones en bicicleta y en las bicis públicas de Bicimad.

¿Para qué se restringe el tráfico?

Para reducir la contaminación que producen los vehículos en la capital. El Ayuntamiento estima que las restricciones afectarán en torno a un 20% de los coches de la ciudad. Eliminar el tráfico de paso en toda el área permitirá reducir la emisión de gases contaminantes en un 40%.

Fuente

 

Publicado en Noticias